Carlos Cabanas resalta el creciente interés del sector vitivinícola por la aplicación del concepto de sostenibilidad en sus producciones

Destaca la creación de un Grupo de expertos de carácter transversal sobre “Desarrollo Sostenible y cambio climático”, en el marco del Plan Estratégico 2015/2019 de la OIV. Recuerda que, a nivel europeo, ya existen algunas iniciativas domo la certificación de la Federación Española del Vino “Wineries for Climate Protection (WfCP)”, que es la primera y única específica para el sector del vino. Pone en valor iniciativas como el Decálogo de la Sostenibilidad de la Industria Agroalimentaria, que pretende que las empresas que se adhieran busquen mejorar su sostenibilidad de manera proactiva.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha subrayado hoy el creciente interés del sector vitivinícola por la aplicación del concepto de sostenibilidad en sus producciones, un aspecto que ha recabado también el interés de las distintas instituciones y administraciones.

Muestra de ello, ha explicado el secretario general, es la creación, en el marco del plan estratégico 2015/2019, de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), deun nuevo Grupo de expertos de carácter transversal, sobre “Desarrollo sostenible y cambio climático”, que se ha convertido en un foro de debate y discusión de la viticultura del futuro. Fruto de su trabajo, ha indicado, la OIV aprobó una resolución, cuyo principal objetivo era sentar las bases para garantizar una producción vitivinícola sostenible de cara al futuro, así como promover la reacción a los aspectos medioambientales, sociales y económicos, y poder anticiparse a las exigencias futuras.

Cabanas, que ha participado hoy en la inauguración de la Jornada “Sostenibilidad en la vitivinicultura”, organizada por la OIV y el MAPAMA, ha recordado que también a nivel europeo existen algunas iniciativas, como la certificación de la Federación Española del Vino (FEV) “Wineries for Climate Protection (WfCP)”, que es la primera y única específica para el sector del vino, que es ya un referente internacional a nivel de las bodegas para buscar soluciones y mejores prácticas para su desarrollo sostenible.

También ha resaltado en este ámbito la implicación del Ministerio con iniciativas como el Decálogo de la Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria, que pretende que las empresas que se adhieran, busquen mejorar su sostenibilidad de manera proactiva y de mejora constante de los aspectos económico, ambiental y social de su actividad empresarial.

Tras valorar las actuaciones del sector, el secretario general ha instado a impulsar la mejora de las empresas vitivinícolas en técnicas agrarias, en la gestión del agua o en la gestión de la energía, como aspectos imprescindibles en los que hay que trabajar para conseguir la completa sostenibilidad.