Los datos son contundentes. En España, el 95% de los agricultores y ganaderos tienen más de 35 años. Para 2020 hay previstas 4,5 millones de jubilaciones en el campo y según algunos expertos el envejecimiento de la población en las zonas rurales se ha convertido en un "problema crónico" que pone en peligro la continuidad del sector agrario.

 


El propio Ministerio de Agricultura se ha marcado como reto para el periodo 2014-2020 la incorporación de más de 15.000 jóvenes a la agricultura, con el doble objetivo de crear empleo y rejuvenecer el sector agrícola. Desde las organizaciones agrarias siguen insistiendo en que necesitamos nuevos agricultores y que debemos implantar mejores políticas para atraer a los jóvenes al campo. Pero, ¿por qué ser agricultor no es una profesión de moda?

 

Sigue leyendo en mundoagronomo.com